El explorador prusiano Alexander von Humboldt

Condujo el r√≠o Magdalena (21.4.-06.15.1801) a Honda, el medio ambiente explorado de Bogot√°, cerca de donde se uni√≥ al gran bot√°nico Mutis rompi√≥ dos meses despu√©s a Quito, que √©l en enero.1802 lleg√≥ y donde descubri√≥ que Baudin hab√≠a tomado la ruta por el este, por lo que se hab√≠a perdido el verdadero prop√≥sito de su viaje a Per√ļ.

R√°pidamente examin√≥ los alrededores y el mundo volc√°nico de Quito durante medio a√Īo, luego gir√≥ hacia el sur, desde all√≠ a Europa, acompa√Īado por Montufar, subi√≥ al Chimborazo, que luego se consideraba la monta√Īa m√°s alta del mundo, hasta 5 760 m, aproximadamente 500 m debajo de la cumbre inaccesible, estableciendo una altitud r√©cord que no se hab√≠a superado en d√©cadas, sigui√≥ las ruinas de la cultura inca, descendi√≥ en el √°rea del alto Mara√Ī√≥n hasta el bosque amaz√≥nico y finalmente lleg√≥ el 2 de septiembre.

La costa de Trujillo

El |1802 despu√©s de un a√Īo y medio de viajes extremadamente extenuantes a los Andes con su caravana de 18-20 mulas, la costa de Trujillo. Sigui√≥ el desierto hasta Lima, naveg√≥ desde aqu√≠ el 5 de diciembre, examinando el r√≠o Per√ļ, con una larga estad√≠a en Guayaquil hasta Acapulco y lleg√≥ a la Ciudad de M√©xico en abril de 1803.

Durante 9 meses trabaj√≥ en los archivos que antes estaban cerrados a los extranjeros y, cuando viajaba, los documentos para su ¬ęEssai politique sur le royaume de la Nouvelle Espagne¬Ľ, el primero moderno, acompa√Īado de un atlas completo y una geograf√≠a pionera (Par√≠s 1811). Con el destino apropiado, naveg√≥ nuevamente a Cuba durante seis semanas para terminar su trabajo interrumpido y finalmente se dirigi√≥ al este de Estados Unidos por otras seis semanas, Jefferson comenz√≥ la conversaci√≥n.

El 3 de marzo de 1804, H. ingresó nuevamente a Europa en Burdeos . Suelo. Como había mantenido vivo el interés en su viaje a través de numerosas comunicaciones, era en ese momento probablemente el hombre más interesante para la Europa educada junto a Napoleón.

El viaje a Estados Unidos

En Par√≠s reanud√≥ su trabajo en el Institut de France, inform√≥ sobre su viaje, continu√≥ experimentando con Gay-Lussac, conoci√≥ a Bol√≠var en discusiones orientadas al futuro, con menos suerte Napole√≥n, finalmente viaj√≥ con Gay-Lussac y O ‘ Etzel (11.3.1805) a Roma, donde conoci√≥ a su hermano, y ahora tambi√©n con L. v.Contin√ļa leyendo a N√°poles, donde vieron juntos las erupciones del Vesubio.

Despu√©s de una ausencia de nueve a√Īos, regres√≥ a Berl√≠n en noviembre de 1805, donde pronto se convirti√≥ en un miembro muy activo de Preuss. La Academia de Ciencias y Chamberlain asesorar√°n al Rey sobre asuntos de las artes y las ciencias con una pensi√≥n anual de 2.500 thaler, que luego se aument√≥ a 5.000 thaler. Este ingreso estable para obligaciones que eran tan f√°ciles y apropiadas para sus inclinaciones pronto se volvi√≥ vital para √©l.

Si ya hab√≠a financiado todo el viaje a Estados Unidos, ahora se hab√≠a endeudado al publicar su gu√≠a de viaje de √©poca, que con la ayuda de numerosos especialistas ha crecido a 20 vol√ļmenes de folio, 10 cuartos y 4 octavas con 1,425 placas de cobre a lo largo de las d√©cadas. su bajo residual de solo 1300 taler Frederick William IV. por H. s death beglich. Sin embargo, H. fue en contraste con su hermano casi miserable, no us√≥ su dinero de manera presupuestaria, necesit√≥ y regal√≥ mucho a los necesitados.

Los franceses

En Berl√≠n durante los franceses despu√©s de Tilsit Peace, trabajando en aislamiento , fue enviado a Par√≠s para negociaciones diplom√°ticas con el Pr√≠ncipe Wilhelm, el hermano del rey , en noviembre de 1807, y luego se le dio permiso en septiembre de 1808 como el √ļnico lugar donde pod√≠a crear su gu√≠a de viaje. y pude publicar. Sin embargo, ocasionalmente acompa√Ī√≥ al rey en viajes, por ejemplo a Londres en junio de 1814, al congreso de Aquisgr√°n en 1818 y al congreso en Verona y luego a trav√©s de Italia de septiembre a diciembre 1822.

Despu√©s de 19 a√Īos, en abril de 1827, el reacio finalmente fue llamado de regreso a Berl√≠n porque el rey ya no quer√≠a carecer del esplendor y el consejo de su persona y con su ayuda quer√≠a promover el ascenso cient√≠fico y cultural de su capital.

Al igual que H. anteriormente altos cargos, tambi√©n lo hizo el prusiano. Ministro de Cultura (1810) o el prusiano enviados en Par√≠s (1815), pero de todos modos √ļtil para introducir a todos los alemanes en el mundo acad√©mico y social parisino que le era completamente familiar, o para proteger los museos all√≠ despu√©s de las guerras de liberaci√≥n del acceso de los vencedores, ahora tambi√©n trabaj√≥ en Berl√≠n seg√ļn las circunstancias.

Las conferencias literarias

Como el √ļnico puesto honorario importante y a menudo dif√≠cil, asumi√≥ la canciller√≠a de la clase de paz de la Orden pour le m√©rite, fundada en 1842. En Berl√≠n, el hombre de casi 60 a√Īos ahora se instal√≥ por primera vez y finalmente en el cambio de apartamentos de alquiler y entre las paredes de una biblioteca en r√°pido crecimiento.

Al igual que algunos de los c√≠rculos m√°s cercanos en Par√≠s, ahora estaba buscando c√≠rculos amplios a trav√©s de conferencias p√ļblicas muy concurridas, en competencia con las conferencias literarias recientemente terminadas por Schlegel.Noviembre de 1827-abril de 1828). Como presidente de la ¬ę7ma Asamblea de la Sociedad de Cient√≠ficos y M√©dicos Naturales Alemanes ‚ÄĚdel 18 al 24 de septiembre de 1828, le dio a esto no solo un esplendor extraordinario, sino tambi√©n la organizaci√≥n que ha mantenido en secciones desde entonces.

En el mismo a√Īo fue el ¬ęfundador intelectual¬Ľ de detr√°s de Carl Ritter , entre otros , fund√≥ y pronto fue muy apreciada ¬ęSociedad Geogr√°fica de Berl√≠n¬Ľ. El prusiano. Prest√≥ especial atenci√≥n a la Academia de Ciencias a trav√©s de reformas y propuestas de nombramiento. Como se esperaba, la fisonom√≠a mental de la ciudad cambi√≥ r√°pida y favorablemente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *